¿Os gusta mi blog? Sed sinceros!

martes, 21 de agosto de 2012

Sin más que aportar.

Tengo muchas palabras dolientes que podria decirte. Muchas frases, reflexiones, insultos... que podrían hundirte en la miseria para el resto del día o de la semana me aventuraría a decir. Pero he realizado el acto de los cobardes; me he ido de tu vista, para evitar malos roces. Se que me quieres, se que estas locamente enamorado de mi y , de hecho, yo te quiero mucho. Pero las circunstancias no me permiten corresponderte, aunque ya lo haya hecho.
Odiarte no es una excusa porque te odio de verdad. Sin embargo, más que la razón principal de mis intenciones es como una espada de hoja ancha que sirve para abrirse el camino en una selva de espesos arboles y que, al igual que en esta, me encontraré con ramas incontrolables que me pinchen con sus espinas, o charcos de arenas movedizas que me hagan dudar de volver hacia atras..o animales salvajes.
Ojala pudieras entender esto, inepto ser, porque sería una manera rapida y bonita de terminar con todo. Me gustaría que llegases tú mismo y me digas que todo se tiene que terminar, porque ya no hay más historia que vivir, ya no podemos continuar juntos; eso sería lo que yo realmente quiero. Pero, que vendría después? Llantos? Celebración? Libertad? Soledad? O todo a la vez. Y me da verdadero miedo probarlo. Podría hacer yo el trabajo sucio, decirte que ya no te quiero más y que te pierdas en un lugar lejos de mi vida pero eso no es lo que realmente quiero. Yo quiero, que me quieras amistosamente y yo sí corresponderte a ello,y no quiero que te marches, ni de esta vida ni de ninguna. Pero nadie puede saber que pasaría.
Con todo esto y nada más, he dicho lo mismo que sabes, pero has vuelto a perdertelo porque unas veces lo pienso y otras lo escribo, pero nunca he atrevido a mis labios a reproducir estas palabras. Supongo que necesito valor para que sea mi escudo en el camino de hacerme fuerte.
Un te quiero sobraría, pero eso no significa que no deba ponerlo. Te quiero. Pero no más de eso.



Att, Joanna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario